carrito  

No hay productos

Transporte 0,00 €
Impuestos 0,00 €
Total 0,00 €

Estos precios se entienden IVA incluído

carrito Confirmar

El Libro de Ardan

21,90 € IVA incluído

Añadir a la cesta

9788494050374

Solo hay un camino para Ardan de las Highlands: la venganza.

Más detalles

Solo hay un camino para Ardan de las Highlands: la venganza. Él es un einherjar, un guerrero de Odín que sufrió una grandísima traición a manos de la mujer que estaba destinada a ser su compañera eterna. La valkyria le pisoteó el corazón y, debido a ella, lo enviaron a la Tierra a proteger a los humanos; solo, con el alma destrozada y un odio latente en su interior. Carece de sentimientos, carece de miedo y su espíritu rezuma despecho y ansia por devolver el dolor sufrido. Ahora, tiene la posibilidad de obtener aquello que más anhela: someter a Bryn y hacerle pagar por partirle el corazón. Sin embargo, mientras se ciega en su furia, no solo podría perder de vista la misión de encontrar a Gungnir, la lanza de Odín; también podría perder el respeto de aquellos que le rodean y la oportunidad de recibir una explicación por parte de la Generala que podría cambiarlo todo. Pero, ¿cómo puede escuchar un hombre al que nada le ofende impunemente?

Bryn La Salvaje lleva eones flagelándose por la decisión que tomó y que afectó de lleno a Ardan. Sus palabras lo alejaron de ella, rompieron su kompromiss y congelaron las alas de su einherjar, el hombre por el que hubiera dado su vida a ciegas. Las alas de ambos están heladas y azules. Pero ahora, ella y su ejército de valkyrias se encuentran en Escocia luchando por recuperar el último de los totems divinos de los dioses que fueron robados del Asgard. La Generala estará, contra su voluntad, en manos del duro highlander, pero no rendirá hasta demostrarle al escocés déspota y dominante que puede someter su cuerpo, pero nunca su alma ni su corazón. Una palabra de Ardan la devolvería al Valhall sin honores; y una pregunta del guerrero de ojos caramelo podría cambiar la relación entre ellos. ¿Le importará ella lo suficiente como para preguntarle por qué hizo lo que hizo? ¿Aprenderá Ardan que no se puede someter a alguien tan disciplinado y honorable como Bryn?

El Midgard empieza temblar. La tierra se agrieta y de sus entrañas nace una terrible rebelión. Los portales se empiezan a activar uno detrás de otro y Gungnir, todavía extraviada, no debe clavarse en ninguno de ellos. La guerra está a la vuelta de la esquina.

Pero no hay batalla más sangrienta que la que estalla entre dos guerreros de alas congeladas. El hielo seco de ella puede quemar tanto como el despachado fuego de él. Que arda el Midgard.